martes, 30 de junio de 2015

Renglones cortitos.




                        
Mira, Luna, 

un buen poema

debe decir

muchas cosas

en renglones muy cortitos

y además debe

dejar espacio en la página

suficiente 

y aún de sobra

para todas esas cosas

que no dice.

Ape Rotoma



lunes, 29 de junio de 2015

Tinto de verano.

Leo a Javier Catalàn con un tinto de verano en la mano...
"Poesía es el lenguaje originario cimentado en la primitiva necesidad del ser humano, que no aguantó más y reventó en palabras, para decir simplemente que se sentía solo y que tenía frío.
El poeta escribe, y escribiendo siente la vida entera fluir entre sus manos: ama, con la esperanza aún de ser amado en la oquedad recóndita del último aliento; padece, al descubrir la fragilidad de su propia existencia; llora, al comprender que todo es fugacidad y lamento, que ni el dolor permanece... Al comprender que todo es inútil".



domingo, 28 de junio de 2015

viernes, 26 de junio de 2015

De la servidumbre moderna.


    La mercancía, ideológica por esencia, despoja de su trabajo al que la produce y despoja de su vida al que la consume. En el sistema económico dominante, ya no es la demanda la que condiciona la oferta, sino la oferta la que determina la demanda. Es así como, de manera periódica, surgen nuevas necesidades consideradas vitales por la inmensa mayoría de la población: primero fue el radio, luego el carro, el televisor, el computador y ahora el celular.




    Todas estas mercancías, distribuidas masivamente en un corto lapso de tiempo, modifican en profundidad las relaciones humanas: sirven por un lado para aislar a los hombres un poco más de sus semejantes y por otro, para difundir los mensajes dominantes del sistema. “Las cosas que poseemos terminan por poseernos.”



"De la servidumbre moderna"
Jean-François Brient y Victor León Fuentes

jueves, 25 de junio de 2015

Solipsismo.

La palabra solipsismo procede de dos vocablos latinos: solus e ipse, que significan “sólo uno mismo”. Por lo tanto, el solipsismo es la creencia de que sólo existe uno mismo, es decir, mi propia mente, con sus ideas y sus representaciones. Tomas Vinci lo define como la “doctrina que afirma la existencia de una perspectiva en primera persona que posee características privilegiadas e irreducibles, que suponen distintos tipos de aislamiento con respecto a cualesquiera otras personas o cosas externas que puedan existir”.


El solipsismo se deriva del escepticismo, que parte de dudar de la certeza de las creencias y del alcance del conocimiento; así como del idealismo, que se basa en la suposición de que son las ideas la auténtica realidad del mundo; conocer dicha realidad sólo es posible si conocemos los actos de nuestra conciencia. Seguramente mejor lo expresa Ferrater Mora: El idealismo subjetivo gnoseológico, que reduce todos los objetos, como objetos de conocimiento, a contenidos de conciencia, y el idealismo metafísico, que niega la existencia o, mejor dicho, la subsistencia, del mundo externo, conducen al solipsismo”.


Hay algunas variantes del mismo. A veces se dice que los referentes o significados de las palabras son entidades mentales a los cuales sólo tiene acceso el usuario del lenguaje. Esto sería el solipsismo semántico. Para Thomas Nagel, por otro lado, que sostiene un solipsismo empático, es imposible entender precisa y adecuadamente la experiencia de seres sintientes que no seamos nosotros mismos, por lo que siempre estaremos realmente aislados de los demás, por mucho contacto social que tengamos… una tesis un poco deprimente. El solipsismo ontológico es la formulación radical de esta postura, que ya hemos mencionado y que en sus formas más extremas llega a decir que “lo único de lo que puede decirse significativamente que exista es de nosotros mismos o de nuestros estados mentales.


El Hermitaño (Apuntes de Filosofía)





miércoles, 24 de junio de 2015

Oda al amor.




Una tarde que ya nunca olvidarás
llega a tu casa y se sienta a la mesa.
Poco a poco tendrá un lugar en cada habitación,
en las paredes y los muebles estarán sus huellas,
destenderá tu cama y ahuecará la almohada.
Los libros de la biblioteca, precioso tejido de años,
se acomodarán a su gusto y semejanza,
cambiarán de lugar las fotos
Otros ojos mirarán tus costumbres,
tu ir y venir entre paredes y abrazos
y serán distintos los ruidos cotidianos y los olores.
Cualquier tarde que ya nunca olvidarás
el que desbarató tu casa y habitó tus cosas
saldrá por la puerta sin decir adiós.
Deberás comenzar a hacer de nuevo la casa,
reacomodar los muebles, limpiar las paredes,
cambiar las cerraduras, romper los retratos,

barrerlo todo y seguir viviendo.

Mercedes Carranza







Robert Mapplethorpe - Flowers.

martes, 23 de junio de 2015

A ti.




A ti, muestrario de cirugías
posibles y no tanto,
que transmutas
fondos de cohesión
en fondo de armario.

A ti, Vuitton verbenero.

A ti, trajechaqueta.

A ti, secuoya codiciosa
únicamente datable
contando anillos de boda,
consumada inversionista
en apellidos compuestos.

Qué le vas a hacer si tú
naciste en buena familia,
si todo ante ti se vuelve sur,
si eres demócrata por imperativo fiscal,
supremacía sin diplomacia
pero garante a la vez
de las buenas formas,
de la cuenta helvética y el sablazo,
del feng shui para especuladores.

Una de las dos Españas
ahora es tu campo de golf.

Tú que encarnas el imperativo,
tú que meas Chanel a tu pesar
—porque sabemos que meas—,
desciende de tu todotirano,
alza tu mirada altiva
sobre el horizonte recalificado

y mediamelénamela.


Pepe Ramos.


lunes, 22 de junio de 2015

Te digo que no vale.


Te digo que no vale
meter el sueño azul bajo las sábanas,
pasar de largo, no saber nada,
hacer la vista gorda a lo que pasa,
guardar la sed de estrellas bajo llave.

Te digo que no vale
que el amor pierda el habla,
que la razón se calle,
que la alegría rompa sus palabras,
que la pasión confiese: aquí no hay sangre.

Te digo que no vale
que el gris siempre se salga con la suya,
que el negro se desmande
y diga “cruz y raya” al júbilo del aire.
Vuelvo a la carga y te digo: aquí no cabe
esconder la cabeza bajo el ala,
decir “no sabía”, “estoy al margen”,
"vivo en mi torre, sólo y no sé nada".

Te digo y te repito que no vale.


Agustín Millares




Dinesh Babu

domingo, 21 de junio de 2015

Domingo.

Si alguna vez me suicido, será en domingo. Es el día más desalentador, el más insulso.



Richards 

sábado, 20 de junio de 2015

El sol




Pro cuntis
orior

viernes, 19 de junio de 2015

Micro.

Reclamación 
Devuélveme lo que te he querido. 
No he quedado satisfecha.


_



Microzoología 
El día que dejemos de enamorarnos como perras 
nos aburriremos como ostras



_

No contento con existir 
tuviste que venir a existir a mi lado
 a un milímetro escaso.


(Micropoemas "Ajo)



Jacques Rouchon

jueves, 18 de junio de 2015

Feel alive...

Y no puedo parar de escucharla...

Loving can hurt
Loving can hurt sometimes
But it's the only thing that I know
And when it gets hard
You know it can get hard sometimes
It is the only thing that makes us feel alive...









miércoles, 17 de junio de 2015

Matando dragones.

Ha llegado la hora de matar al dragón,
de acabar para siempre con el monstruo
de las fauces terribles y los ojos de fuego.
Hay que matar a este dragón y a todos
los que a su alrededor se reproducen.
Al dragón de la culpa y al dragón del espanto,
al del remordimiento estéril, al del odio,
al que devora siempre la esperanza,
al del miedo, al del frío, al de la angustia.
Hay que matar también al que nos tiene
aplastados de bruces contra el suelo,
inmóviles, cobardes, desarraigados, rotos.
Que la sangre de todos
inunde cada parte de esta casa
hasta que nos alcance la cintura.
Y cuando ese montón de monstruos sea
sólo un montón de vísceras y ojos
abiertos al vacío, al fin podremos,
trepar y encaramarnos sobre ellos,
llegar a las ventanas, abrirlas o romperlas,
dejar que entren la luz, la lluvia, el viento
y todo lo que estaba retenido
detrás de los cristales.



Amalia Bautista



martes, 16 de junio de 2015

Celebrar la suerte.

Alégrate conmigo, celebremos la suerte
de compartir una ciudad y un siglo,
la bendición del sol dorado de este invierno,
la cerveza y su espuma en nuestros labios.

Brindemos contra el tiempo de oscuras amenazas,
toquémonos osados, riamos complacidos,
conjuremos los monstruos del dolor y la culpa,
callemos nuestra inmensa soledad.
Que el don de la ebriedad nos bañe al mediodía


Amalia Bautista


J.R. Eyerman.

lunes, 15 de junio de 2015

El paraguas.


En casa había un paraguas.
Un paraguas único.

Pero pronto llegó el capitalismo neoliberal y las deslocalizaciones y la nueva esclavitud laboral y las legiones de críos trabajando multinacionalmente y los costes laborales por los suelos y las dificultades para levantarlos y las fábricas chinas invadiendo el mundo de productos de usar y tirar y los cierres de comercios locales y la burbuja consumista a crédito y las instituciones oficiales y los organismos y las empresas colaboradoras de todo tipo regalando mochilas y llaveros y también paraguas con sus logos… made in China.
Y todos tuvimos mucho de todo,
salvo visión de la jugada.

Y ahora tenemos cuatro crisis
(económica, laboral, medioambiental, ética) por el precio de una.

Y ahora me acuerdo de aquel paraguas que usábamos todos en casa, que desafió al tiempo, y que hoy, en su vejez todavía espléndida, camino del museo etnográfico, se ríe del capitalismo
y de nuestros paragüeros atiborrados,
se ríe de nosotros.



Juanjo Barral







Kathryn Morris Trotter

domingo, 14 de junio de 2015

La tormenta.

Son días de tormenta...¿primavera? ¿estás ahí?

No combatas la tormenta. Solo atraviésala (...) Un mal día, una mala semana, un mal mes o un mal año. (...) Acepta que es un periodo de tormenta, inadecuado para el crecimiento. Vístete de paciencia y atraviésalo con la confianza que da saber que estás a unos días del sol.
Anxo Pérez



sábado, 13 de junio de 2015

Vuelas?

Si no saben volar pierden el tiempo las que pretenden seducirme.
Oliverio Girondo


viernes, 12 de junio de 2015

Ashes and Snow.

El fotógrafo Gregory Colbert es el autor de Ashes and Snowuna obra impresionante y la exposición de un artista vivo más visitada de la historia, con una asistencia de más de diez millones de personas. 








jueves, 11 de junio de 2015

:).

A mi la curvatura de su sonrisa

me enderezaba los caminos.

Mariani Sierra Villanueva






miércoles, 10 de junio de 2015

Que la mujer que ames...


Que la mujer que ames esté en su habitación con otro hombre. Que la ames. Y que ella esté haciendo el amor con otro hombre mientras vos estás en la habitación de al lado. Que llenes el espacio de música para tapar voces y sonidos que luego no podrías nunca olvidar. Que alguien golpee a tu puerta. Que al abrir la veas a ella envuelta en una toalla. Que te sonría. Que te diga si podés ir a comprar cigarrillos, para ella y para su amante. Que la mujer que ames haya ido hasta tu cuarto a pedirte que, ya que estás vestido, compres cigarrillos para ellos. Y que vayas, que la quieras tanto. Que llueva. Que corras por la calle hasta el quiosco a comprarles cigarrillos. Y que llueva mucho. Que regreses empapado con los cigarrillos. Que la llames. Que golpees a la puerta de su habitación. Que tengas que repetir su nombre. Que escuches los sonidos de algo imprevistamente recomenzado. Que escuches jadeos de placer. Que vuelvas a tu cuarto. Que pasen los minutos como siglos. Que ella, la mujer que ames envuelta en su toalla, llame nuevamente a tu puerta. Que abras y te encuentres otra vez con su sonrisa. Que tengas que sonreír. Que debas imponerle otra sonrisa a tu confusión. Que le des los cigarrillos y que ella te agradezca por haber ido con esa lluvia. Que te pregunte cómo estás. Y que le respondas que estás bien. Y que no sea cierto. Que la ames tanto. Que te suceda algo así... para que me entiendas.



José Sbarra



Brigitte Bardot

martes, 9 de junio de 2015

Gilgamesh.

Dicen que la Epopeya de Gilgamesh es la obra literaria más antigua de la especie humana encontrada hasta la fecha; dicen también que se trata del primer héroe de la historia:  el Rey de los Héroes...



Gilgamesh, ¿por qué vagas de un lado para otro?
La vida que persigues no la encontrarás jamás. 
Cuando los dioses crearon la humanidad, 
asignaron la muerte para la humanidad, 
pero ellos conservaron para sí mismos la Vida Eterna. 

En cuanto a ti, Gilgamesh, llena tu barriga, 
vive alegre día y noche, 
haz fiesta cada día, 
goza todos los días, 
que tus vestidos estén limpios, 
lávate la cabeza, báñate, 
atiende al niño que te tome de la mano, 
disfruta con tu mujer, abrazada a ti. 
porque también eso es destino de la humanidad.”


Poema de Gilgamesh Mesopotamia Siglo VII a. C



lunes, 8 de junio de 2015

sábado, 6 de junio de 2015

Huellas.


“Ya perdoné errores casi imperdonables, intenté sustituir a personas insustituibles y olvidar a personas inolvidables. Ya hice cosas por impulso. Ya me decepcioné, ya he decepcionado a alguien. Ya abracé para proteger y sonreí cuando no podía hacerlo. Ya hice amigos eternos. Ya amé y me han amado, pero también fui rechazado, también me han amado y no supe amar. Ya grité y me emocioné con tanta felicidad. Ya viví el amor e hice juramentos eternos, pero muchas veces no los cumplí. Ya lloré escuchando una melodía y viendo fotos del pasado. Ya hice una llamada sólo para escuchar una voz, ya pensé que me iba a morir de tanta añoranza y tuve miedo de perder a alguien especial. 

No he pasado por la vida sin dejar huella. Aún hay tiempo para luchar con determinación, abrazar la vida y vivir con pasión, perder con clase, vencer con osadía. La vida es mucho para ser insignificante.“ 

Charles Chaplin 



viernes, 5 de junio de 2015

Todos los libros.

En cierta ocasión escuché a la escritora Ayes Tortosa apelar a la retirada de los libros tóxicos: «con la Literatura ocurre igual que con la Medicina. Si el paciente toma un fármaco equivocado puede empeorar o incluso morir. Y es que lo mismo que el Ministerio de Sanidad retira, de vez en cuando, medicamentos que son perjudiciales para la salud, se deberían de revisar todos aquellos libros tóxicos, plagiados, perdón intertextualizados, clónicos, incoloros, inodoros, insípidos, que sólo sirven para enredar. ¿Cuántos lectores, sobre todo jóvenes, no habrán muerto a causa de un libro tóxico?» Quedé perplejo hasta que el gran escritor Günter Grass me aclaró la cuestión: «incluso los malos libros son libros, y por lo tanto sagrados».

Fernando M. Ortega







jueves, 4 de junio de 2015

Tom Schamp.

Hasta Bélgica con Tom Schamp y sus divertidas ilustraciones...













miércoles, 3 de junio de 2015

I'm letting go...

 ¿Has vivido ya el momento más extraordinario de tu vida?
La mayoría de nosotros responderíamos negativamente a esta pregunta, creyendo que todavía no ha sucedido, pero que en cualquier momento puede suceder. Independientemente de la edad, tendemos a creer que el momento más extraordinario de nuestra vida está por llegar.
Quizás tengamos miedo a que sea demasiado tarde, pero todavía estamos esperando. Pero lo cierto es que, si seguimos sumidos en el olvido -es decir, si vivimos alejados de la atención plena-, ese momento jamás llegará.

Las enseñanzas del Buda afirman, de un modo tan claro como rotundo, que debemos convertir nuestro presente en el momento más extraordinario de nuestra vida. El presente es el momento más maravilloso.
Y lo único que necesitas para transformar tu presente en el momento más extraordinario es la libertad. Lo único que necesitas para ello es liberarte de las inquietudes y preocupaciones que te mantienen atado al pasado y al futuro.

Estás aquí - La magia del momento presente - Thich Nhat Hanh



martes, 2 de junio de 2015

Representaciones.

Las mujeres seguimos siendo representadas en la cultura como “buenas” o “malas”, “santas” o “putas”.  Las primeras se casan, las segundas se quedan solas. Esta amenaza es lo que más nos angustia: la soltería femenina sigue estando estigmatizada y se contempla como una desgracia. Incluso para las mujeres que tienen autonomía económica, la gran amenaza que se cierne sobre nuestras cabezas es la soledad. El divorcio se vive como un fracaso, el matrimonio como un éxito, y siempre de fondo, está la soledad que nos come si no encontramos pareja. Y si la encontramos, también podemos sentirnos igual de solos y solas, especialmente cuando nos aislamos en niditos de amor para olvidarnos del mundo.

La necesidad de afecto nos limita para elegir libremente a alguien como pareja, pero también a la hora de romper una relación que no nos hace felices, de modo que no somos tan libres como quisiéramos. Perdemos la fe en el amor, pero buscamos compañía a cualquier precio.

Vivimos en una sociedad muy romántica, pero poco amorosa: hemos sustituido el calor humano del grupo por la búsqueda de esa persona única y especial que cubra todas nuestras necesidades afectivas. Lloramos de emoción en las bodas, pero la tasa de divorcios aumenta sin cesar.


Coral Herrera



lunes, 1 de junio de 2015

Miradas.

Todavía creo que nuestro mejor diálogo ha sido el de las miradas. Las palabras, consciente o inconscientemente, a menudo mienten, pero los ojos nunca dejan de ser veraces. Si alguna vez he pretendido mentir a alguien con la mirada, los párpados se me caen, bajan espontáneamente su cortina protectora, y ahí se quedan hasta que yo y mis ojos recuperamos la obligación de la verdad. Con las palabras todo es más complejo, pero aún así, si las palabras tratan de engañar, los ojos suelen desmentir a la boca.

Terapia de Soledad. Mario Benedetti.